Las puertas correderas automatizadas son muy populares tanto para tráfico peatonal como para tráfico de vehículos, en este último caso sobre todo en el ámbito residencial y en los cierres de fincas. Son puertas sencillas con poco mantenimiento, los motores están muy evolucionados y dependiendo de la marca y modedo son muy fiables.

 

 

Este tipo de puertas tiene zonas con peligro de atrapamiento y cizallamiento, por ello es muy importante seguir al pie de la letra las normativas en cuanto a medidas de seguridad se refiere para evitar accidentes graves.

No nos olvidemos que las puertas automáticas son máquinas en funcionamiento, es más, una de las normativas que la rigen es la Normativa de Máquinas.

Nuestro servicio técnico está a su disposición para realizar mantenimientos o reparaciones de todo tipo.